Categorías:

Entregada a D. Antonio Ochoa, que fue secretario y miembro de la directiva de la Sociedad de Artesanos durante 26 años.

foto De Acebo y Jara

Si ya es complicado dedicar por primera vez unas palabras, en un acto tan importante para los cangueses como es este, resulta más difícil aún, si de quien tienes que hablar ha sido tu mentor en estos oficios durante los últimos años, espero ganarme su aprobado.
D. Antonio Ochoa Rodríguez, Ochoa para todos los que hemos compartido algo con él, es sin lugar a duda esa persona afable, tranquila ydesinteresada, que siempre tiene un minuto para dedicarte, una palabra de aliento o un buen consejo que regalarte.
Aunque oriundo de Celón, Ochoa es un cangués más. Desde su etapa de estudiante en Corias, de maestro en el Reguerón o de director en la Escuela Hogar, Ochoa se ha empapado de la cultura de nuestro pueblo, y ha contribuido a escribir, un pequeña parte de ella.
Desde su ingreso en la junta directiva en 1992, Ochoa trabajó activamente, y poco tardó en paortar sus conocimientos para modernizar todo el entramado administrativo de esta sociedad, informatizando todo el sistema, facilitando la domiciliación de los recibos, y haciendo que la documentación acerca de la sociedad más grande del pueblo, fuera accesible, un gran paso teniendo en cueta los años que corrían.
Comenzó como Vicesecretario, y tras el centenario de la Sociedad, pasó a desempeñar el cargo de Secretario hasta el año pasado. Compartió su trabajo con diferentes presidentes: Pablo, Falo, Arturo y Juan, que vieron en Ochoa, no sólo su valía sino la calidad humana que atesora. Veintiseis años de trabajo desinteresado por, y para, Artesanos y La Descarga.
Pero la aportación más importante que Ochoa deja a esta Sociedad, quizás debido a su deformación profesional, fue la de hacer de tutor de las nuevas generaciones que nos hemos ido incorporando a la directiva de la Sociedad de Artesanos.
Ha sido él, el nexo de unión, la transición entre dos generaciones al frente de Artesanos. Apaciguando el anisa de quienes entrábamos y calmando a aquellos que aún no nos veían preparados.
Por tu trabajo, tu tiempo y tu plena dedicación a la Sociedad de Artesanos Nuestra Señora del Carmen, eres merecedor de la más alta distinción para un cangués.
Porque sí, para nosotros eres un cangués. Y sabemos que llevarás con orgullo esta medalla y estarás ahí siempre que Artesanos te reclame.
¡¡Gracias por todo Ochoa!!

Tags:

Sin respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

56 + = 60

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies